¿Qué es la huella ecológica?

La huella ecológica es un indicador que mide el impacto ambiental que ocasionamos como consecuencia de la demanda que tenemos los seres humanos en relación con los recursos existentes en los distintos ecosistemas que posee el planeta. La huella ecológica está relacionada directamente con la capacidad que posee el planeta para poder regenerar sus recursos naturales. Así que se trata de un indicador clave para alcanzar la sostenibilidad del planeta.

La principal meta que posee este indicador es evaluar cuál es el impacto exacto que recibe el planeta con motivo de un estilo o modo de vida determinado, el cual se compara con la capacidad que posee la biocapacidad de la Tierra.  En otras palabras, la huella ecológica es un indicador que se utiliza para poder medir el impacto ambiental que los hábitos que posee cada persona provocan en su entorno, así como el grado de sostenibilidad de ese ritmo de vida.

Esta herramienta es muy utilizada para poder informar tanto de la evolución como de la situación del medio ambiente. Es una herramienta ideal para poder comprobar cómo la vida y acciones de las personas influyen o impactan negativamente sobre el medio ambiente y de este modo encontrar soluciones al respecto. La huella ecológica es un indicador que fue definido por sus autores William Rees y Mathis Wackernagel como:

El área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistema acuático) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población definida con un nivel de vida específico indefinidamente, donde sea que se encuentre esta área”

huella ecologica

Es importante que la sociedad sea más consciente de la problemática que supone seguir al ritmo actual para el medio ambiente. Las medidas impuestas por los gobiernos siguen siendo demasiado ‘blandas’ y no logran de manera firme y rotunda reducir el problema a través de sanciones para quienes no cumplan la normativa así como medidas de protección.

 

¿Cómo se calcula la huella ecológica?

Llevar a cabo los cálculos del impacto ambiental que cada persona provoca de manera totalmente individual no se trata de una tarea sencilla. En cambio, cabe señalar que existen aproximaciones y métodos fiables que permiten realizar los cálculos de la huella ecológica del hombre de forma aproximada.

-Número de hectáreas que se requieren para la producción alimentaria

-Número de hectáreas que se requieren para urbanizar

-Número de hectáreas que se requieren para poder procesar la cantidad de CO2 que emitimos

-Superficie marítima que se precisa para obtener pescado

Para obtener el cálculo de la huella ecologica es clave realizar la suma de las anteriores variables, un resultado que se expresa en hectáreas por habitante y año. Para poder llevar a cabo este cálculo es importante seguir principalmente dos pasos.

Paso 1. Se mide el consumo mediante la siguiente fórmula:

Consumo = P (Producción) – E (Exportación) + I (Importación)

Paso 2. Se transforma el consumo en superficie productiva mediante la siguiente fórmula:

Huella ecológica = C (Consumo)/ P (Productividad)

En España se calcula que aproximadamente cada habitante necesita un promedio de 6,5 hectáreas de espacio para poder cubrir las necesidades que se tienen de consumo y eliminación de desechos. Es importante señalar que la huella ecológica no sólo es un perfecto indicador del impacto ambiental, también hay que destacar las múltiples oportunidades que presenta en relación a la sostenibilidad, señalando 4 aspectos clave como principales potencialidades:

  • Visualización de la desigualdad social
  • Visualización de la dependencia ecológica
  • Monitorización del consumo de recursos naturales
  • Agregación y simplificación

 

la huella ecologica del hombre

En los últimos años, España ha sufrido una notable migración del entorno rural hacia las ciudades, ello ha provocado que al abandonar los cultivos así como la producción agropecuaria, la población en general sea mucho más dependiente de los productos procedentes del exterior, de otros países del mundo.

Son necesarias grandes extensiones de terreno cultivado para poder atender las necesidades básicas de alimentación de toda la población. Ello ha dado lugar a una importante degeneración del suelo, la progresiva desaparición de la biodiversidad y los distintos ecosistemas, así como la dependencia de los sistemas de locomoción mecánicos.

Esta situación ha provocado un aumento de la necesidad  de los combustibles de origen fósil y los derivados del petróleo.  Dejando tras de sí  una huella ecológica que diariamente aumenta más y más  y resulta más notable.

Antes de darte una recomendaciones, nos gustaría que supieras cuál es tu huella ecológica, ¿te animas? Solo tienes que ir a Myfootprint o twenergy. ¡Esperamos saber tus resultados!

 

Recomendaciones para disminuir tú huella ecológica  

Existen multitud de consejos o recomendaciones que te ayudarán a reducir la huella ecológica, pequeñas acciones que pueden suponer un importante cambio para el planeta:

  • Cambia los electrodomésticos así como las bombillas por otras que sean de bajo consumo y en el caso de las bombillas, al poder ser que sean led, también lo notará tu bolsillo.
  • Evita malgastar el agua. Haz uso de la lavadora sólo cuando sea necesario y esté completamente llena, y siempre  a la menor temperatura posible.
  • Compra y consume con moderación, ya que un exceso de consumo provoca la generación de una mayor cantidad de residuos. Al consumir menos no sólo ayudas al planeta, sino que también ahorras dinero. ¿Cuántas cosas no has utilizado o se te han echado a perder?
  • Recicla todos los residuos que sean posibles (papel y cartón, plásticos, cristal, residuos orgánicos, etc.) ¡cada vez nos lo ponen más fácil!
  • Opta siempre por la compra de papel reciclado, ya que contribuyes a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y a una disminución en la tala de árboles.
  • Es conveniente optar siempre por comprar productos ecológicos o de proximidad, además de recordar ir siempre con bolsas o carrito para poder hacer las compras necesarias
  • No olvides llevar siempre aquellos productos que resulten tóxicos o nocivos para el medio ambiente al Punto limpio más cercano para que puedan ser eliminados de manera correcta y con el mínimo impacto para el ambiente
  • Evita el uso de productos que sean desechables como servilletas, maquinillas, cámaras de fotos, etc.  Más desechos equivalen a más basura.
  • Camina, usa la bicicleta o bien opta por el transporte público. En el caso de tener que hacer uso de transporte privado, lo idóneo es compartirlo con otras personas para realizar aquellos trayectos regulares o para ir al trabajo.
  • Dúchate en vez de bañarte, ahorrarás muchos litros de agua.

Cualquier acción positiva hacia el medio ambiente, por pequeña que sea, influye de una u otra forma sobre el ecosistema. ¡Reduce tu huella ecológica!