Añadir en tu dieta alimentos ricos en probióticos mejorará notablemente tu salud.

Los probióticos pueden ayudarte a reemplazar las bacterias benignas de tu cuerpo cuando se pierden, ayudan a estimular el sistema inmunitario positivamente y pueden ayudar a equilibrar el número de bacterias beneficiosas para lograr mantener una buena salud, pero ¿cuantos alimentos conoces que te proporcionen probióticos naturales? Aquí tienes una lista

Alimentos con Probióticos

Yogur

El yogur con cultivos vivos es uno de los mejores alimentos que contienen probióticos.

El principal probiótico del yogur es el conocido Lactobacillus, aunque también contiene otros como el Bifidusbacillus.

El yogur probiótico debe ser entero y no llevar aditivos, ni frutas ni sabores, y a poder ser no envasado en plástico.

Kéfir

Al igual que el yogur, el kéfir es un producto lácteo fermentado elaborado con bacterias y levaduras, que contiene más probióticos que el yogur.

En su interior existen diferentes bacterias probióticas que pueden configurar la microbiota intestinal para lograr mantener una buena salud y combatir enfermedades.

probioticos higado graso

Chucrut

Además de ser un extraordinario alimento probiótico, el chucrut te proporciona una diversa cantidad de vitaminas, enzimas y minerales.

El chucrut es col cortada en tiras muy finas fermentada en salmuera por diversas bacterias, muy popular en países como Alemania.

¿Sabías que el chucrut es una de las fuentes más ricas en probióticos naturales? Contiene hasta 10 veces más de bacterias probióticas que el yogur

Miso

La sopa de miso es uno de los platos más tradicionales de la alimentación japonesa y macrobiótica.

Es una pasta hecha de soja fermentada cuya traducción del japonés es fuente de sabor, con la que es muy sencillo poderte hacer una rica sopa probiótica repleta de lactobacilos y bifidobacterias. También es una buena opción probiótica para aquellas personas que no consuman productos lácteos.

👉 Conoce mucho más sobre la sopa miso

Encurtidos fermentados

Los encurtidos fermentados son una alternativa a los encurtidos en vinagre y conservados en salmuera.

Estos encurtidos se toman crudos después de fermentar, y es otra opción de poder tomar probióticos naturales en un producto sin lácteos.

👉 Conoce más sobre los encurtidos

Tempeh

El tempeh se elabora añadiendo un fermento a base de levaduras a habas de soja, creando un alimento con una buena cantidad de micronutrientes como el magnesio, calcio o hierro.

Con apenas sabor y tuna textura carnosa posee vitamina B12 y un alto contenido en proteína.

Té kombucha

El té kombucha es un té endulzado fermentado por una colonia de bacterias y levaduras.

Un té que después de su fermentación, además de mantener los probióticos, provoca la formación de vitaminas B y C además de aminoácidos y encimas beneficioso especialmente para la digestión.

¿Conoces algún alimento más rico en probióticos? ¡Cuéntanoslo!