Todos hemos oído hablar de los antioxidantes, y los alimentos antioxidantes. Pero ¿qué son realmente?¿para qué nos ayudan? Hoy vamos a conocer un poco más sobre estos alimentos, y la importancia que tienen en nuestro organismo.

Los antioxidantes protegen las células del daño que produce el proceso metabólico y el envejecimiento. Una dieta rica en alimentos que los contengan puede ayudar a prevenir enfermedades cardio-vasculares y las relacionadas con la edad, pero hay que tomar en cuenta algunos factores.

Si bien la oxidación produce los radicales libres contra los que se debe luchar (porque son moléculas inestables), también es cierto que en pequeñas cantidades son importantes dentro del proceso normal celular. Ahora bien, cuando crecen demasiado, generan lo que se llama, estrés oxidativo, que es,  un daño celular con el cual se perjudica gravemente el funcionamiento de las células.

Para evitar esto, y para contrarrestar el estrés oxidativo suele utilizarse la vitamina C o el betacaroteno. Consumir zanahorias, brócolis, albaricoques, legumbres puede ofrecer una cantidad importante de agentes antioxidantes, y los especialistas recomiendan siempre que antes que tomar suplementos es mejor obtener los nutrientes directamente de la comida.

¿Y cómo saber qué cantidad tomar, y cuánto es saludable?

De nuevo, la respuesta es el equilibrio.

Cuando ingerimos una dieta abundante en vegetales, legumbres, frutas, estamos ingiriendo alimentos que provienen de las plantas, lo cual es mucho más beneficioso para la salud que una dieta basada sólo en proteínas animales y carbohidratos.

 Si incluimos 400 gr diarios de alimentos vegetales en nuestra comida estaremos ayudando a nuestro organismo a obtener no solamente los antioxidantes necesarios sino también una cantidad adecuada de fibra, además de prevenir enfermedades como la diabetes, la obesidad, la hipertensión y algunos tipos de cáncer.

Debemos saber que cada antioxidante tiene su papel, y hay que consumirlos combinados, pues tomar uno solo (digamos, vitamina E) no ayuda en nada, al contrario, puede ser contraproducente.

Lo aconsejable es, pues, una alimentación colorida: el plato lleno de verde, naranja, amarillo, morado, rojo, cero alimentos procesados y poca o nada de carne roja. Agua y ejercicio.

Pero vamos a  explicarlo con un poco más detalladamente.

¿Qué son los antioxidantes?

 Los antioxidantes son sustancias que tenemos en el cuerpo cuya misión es proteger las células de los radicales libres, tanto las que produce nuestro cuerpo como los que introducimos del exterior.

¿Y qué son los radicales libres?

Simplificándolo mucho, los radicales libres son los culpables de nuestro envejecimiento, del deterioro y oxidación de nuestras células, por lo que los radicales libres y antioxidantes van de la mano.

¿Pero, cómo se producen estos radicales libres?

Los radicales libres no son más que moléculas de nuestro cuerpo que han perdido un electrón, y van por nuestro organismo buscando otras moléculas para «robarle» el electrón perdido. Esto hace que ahora sea otra molécula la que le falte un electrón y vaya en busca de él, cosa que hace que se produzca una reacción en cadena. Mientras la molécula va en busca de su electrón, se va oxidando por culpa del oxígeno.

 ¿Y de dónde vienen los radicales libres?

 Nuestro organismo produce radicales libres de forma natural mediante la respiración, el ejercicio el propio metabolismo. Aparte, también introducimos radicales libres a través de nuestra alimentación, la polución del aire, el tabaco o los medicamentos, los aparatos eléctricos, ordenadores, por ejemplo.

Como hemos visto, los radicales libres son los culpables del deterioro de las moléculas, y en contrapartida a esto, tenemos los antioxidantes, que como su propio nombre indica, son moléculas que son capaces de retrasar o prevenir la oxidación de las moléculas, estabilizando o desactivando los radicales libres antes de atacar a las células. ¡Genial! ¿verdad?

 Vamos a hablar más de los antioxidantes

 Dentro de grupo de los antioxidantes, encontramos 2 tipos:

  1.  Antioxidantes endógenos: Son producidos mediante el mecanismo enzimático de nuestro organismo, como la catalasa o el licopeno, que también necesitan minerales como el selenio, zinc o cobre, para poder realizar correctamente su función.
  2.  Antioxidantes exógenos: Son aquellos que introducimos a través de nuestra dieta, como las vitaminas C y E, los betacarotenos o los flavonoides. De aquí podemos extraer también dos tipos más; uno los alimentos antioxidantes naturales, como la fruta o la verdura, y el otro los suplementos dietéticos.

Ahora ya sabemos más sobre los antioxidantes y los radicales libres, y hemos visto que hay una parte que influye y mucho en la creación de antioxidantes como de agentes libres y son los elementos externos.

La polución o la calidad del aire que respiramos, no ponemos ajustarla según nuestra necesidad, es algo que vive libre en el aire, es algo que no podemos controlar de manera individual, así que los que vivamos en ciudades, tenemos ese factor añadido en contra. Pero hay otro factor, y muy importante, en el que sí que podemos actuar, y es en el de nuestra alimentación, una alimentación rica en alimentos antioxidantes nos puede reducir el riesgo de padecer:

  • Cáncer
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Envejecimiento prematuro
  • Enfermedades degenerativas
  • Enfermedades cardiovasculares

¿Y qué alimentos son antioxidantes?

Hay una gran variedad de alimentos antioxidantes, de entre las que destaca las verduras, como la zanahorias o la col, el miso, los cítricos como el limón, en los aceites vegetales, en los cereales…

Vamos a ver 5 alimentos antioxidantes

ѻ  Ajo

 Probablemente uno de los alimentos antioxidantes naturales más potentes. Principalmente es rico alicina, que nos ayuda a proteger del cáncer  y enfermedades cardiovasculares y coronarias, ya que ayuda a evitar la formación de coágulos de sangre, disminuye el colesterol, y además nos proporciona también magnesio, zinc, selenio y vitamina C y B6.

Eso sí, el único pero, puede ser la forma de ser consumido, ya que para que el ajo conserve todas sus propiedades, tiene que comerse crudo. Pero no os preocupéis, para los que no soportéis el sabor del ajo…¿conocéis el ajo negro?.

Es un ajo fermentado con agua de mar que posteriormente se deja secar a unas bajas temperaturas estables y constantes, en hornos donde se produce el proceso de oxidación que dura unos 45 días. Se estima que con este proceso, este ajo duplica su cantidad de antioxidantes, ¡Y está riquísimo!.

El ajo negro es un alimento muy valorado por los grandes Chefs de las más prestigiosas cocinas.

ѻ  Bayas de goji

Las bayas de goji es un alimento antioxidante conocido por la medicina tradicional china, donde se les llama también como bayas milagro. Tiene multitudes de propiedades, ya que como antioxidante natural nos ayuda a mejorar la visión, mantener hígados y riñones en buen estado, previenen enfermedades cardivasculares y refuerzan nuestro sistema inmunitario. Nos aportan selenio, zinc, zeaxantina y  carotenoides y una alta dosis de vitamina C. Y pensar que tantas cosas caben en algo tan pequeño..

antioxidantes y cancer

ѻ Té verde

El té verde es una bebida, que se lleva utilizando en China hace más de 3.000 años ya que previene y mejora muchas dolencias, siendo el mejor te antioxidante.

El principal responsable de sus propiedades antioxidantes son las catequinas, que juegan un papel muy importante a la hora de combatir los radicales libres. Aparte el té verde también nos aporta vitaminas A, C E, enzimas, carotenos, oligoelementos, aminoácidos y una gran cantidad de minerales.

ѻ  Chía

La chía es una planta originaria de México, y conocida como un alimento medicinal desde 3.500 años a. C.

Las semillas de chía son la fuente vegetal con más concentración de Omega-3 -tiene un 700% más de Omega 3 que el salmón del Atlántico-. Las semillas chía son muy ricas en antioxidantes, especialmente en flavonoides -que se caracterizan por ser anticancerígenas y antivirales-, y también en proteínas, fibra vitaminas A y B y gran cantidad de minerales.

ѻ Brócoli

El Brócoli es uno de los vegetales más completos y nutritivos que existen.

Tiene un alto valor antioxidante gracias principalmente a sus beta-carotenos, isocianatos y sus cantidades elevadas de vitamina C. También se le atribuyen efectos anti-cancerígenos por su gran cantidad de glucosinolatos, y beneficia la salud de los ojos gracias a la luteína que contiene. Está considerada como una super-verdura.

¿Que te ha parecido? ¡Si realmente te ha parecido interesante compártelo! Todos te lo agradeceremos.