¿Qué es el Gomasio?

El gomasio o sal de sésamo, es un condimento de origen japonés, un alimento sabroso y aromático que enriquece la comida, además de un alimento nutricional ya que proporciona todos los nutrientes y beneficios del sésamo además de estimular la buena digestión, siendo el principal condimento de mesa en la alimentación macrobiótica, utilizado como sustituto de la sal para sazonar la comida, aportando así un delicioso sabor a tus platos.

El Gomasio es conocido por su sorprendente sabor y aroma que se derivan de la sal de mar y las semillas de sésamo.

ingradientes del gomasio

Es importante decir que desde hace más de 7.500 años, el sésamo ha sido uno de los primeros descubrimientos en cuanto a semillas oleaginosas en la India, incluso con una fuerte presencia en la literatura oriental donde se popularizó la frase “ábrete sésamo”.

También es cierto que este condimento es una parte importante de las tradiciones culinarias en Japón y en China, debido a que el aceite de sésamo de la India traspasó las fronteras asiáticas desde hace miles de años.

El Gomasio es un termino japonés que podría traducirse como “la sal de sésamo” (sésamo por goma y sal por Shio). Hay que decir que este condimento tanto en Japón como en China, se combina con un estilo de vida chino basado en la filosofía del Yin y el Yan y trasladado a Japón con la intención de establecerlo como la base de la dieta macrobiótica. Es decir, aquí se combinan loas alimentos y el Yin y el Yan para tener una dieta sana y coherente con la naturaleza y las reglas de la vida.

Propiedades y usos del Gomasio

Por su bajo contenido en sal, el Gomasio se ha popularizado en la cocina vegana y en la cocina vegetariana. Su consumo ayuda a fortalecer el sistema nervioso, neutraliza la acidez, promueve la secreción de los jugos digestivos, además de que estimula la función metabólica.

El gomasio es la mezcla de sal marina o sal de Himalaya con el sésamo, una mezcla de alimentos que puede tener grandes beneficios adicionales para la salud. Las semillas de sésamo contienen muchos nutrientes tales como el hierro, cobre y magnesio, así como también es muy rico en calcio.

En la actualidad el Gomasio ha pasado a ser uno de los condimentos preferidos en muchos países del mundo, utilizado principalmente justo después de la cocción, en verduras crudas, en ensaladas, carnes o pescado a la plancha, así como en una gran variedad de cereales, por lo que sin duda tiene una fuerte presencia e importancia no únicamente para la cocina macrobiótica.

Nuestro cuerpo puede asimilar fácilmente las sales minerales gracias a la sal impregnada del aceite de sésamo, además que conserva el sabor de los alimentos.

Los remedios populares japoneses tradicionales incluyen una cura para la migraña con gomasio disuelto en una taza de agua caliente. El magnesio que contiene el Gomasio actúa como relajante muscular que te ayuda a calmar y aliviar los dolores de cabeza debidos a la tensión. También funciona como un medicamento en sí mismo, debido a su potente efecto antiácido siendo mil veces más eficaz que cualquier medicamento antiácido (Almax, Alca Seltzer) , considerados en la macrobiótica como medicamentos muy Yin. Puedes tomar de 1/2 a 1 cucharadita directamente en la palma de tu mano, paladearlo y saborearlo bien antes de tragarlo, de esta manera fortaleces la digestión y mejora la energía de manera inmediata, o espolvorearlo en prácticamente todos los platos, como en sopas, ensaladas, sándwiches, arroces, pescados, verduras, etc.

 La composición del sésamo incluye: Ácidos grasos insaturados Aminoácidos esenciales Lecitina Fósforo, magnesio, hierro, calcio Vitamina B y Vitamina E

Preparación del Gomasio

La proporción original es de 7/1 pero hay personas que prefieren elaborar su Gomasio con medidas 10/1, 15/1 ó 20/1. Nosotros partiremos de la receta original 7/1

  1.  Limpiar bien las semillas de sésamo, bastará aclararlas con un colador bajo el grifo, no es necesario dejarlas en remojo ya que sino absorberán mucha humedad y no es precisamente lo que buscamos.
  2.  Tostar las semillas de sésamo en una sartén limpia y sin aceite, previamente bien calentada para ayudar a que se evapore la humedad del lavado bajando el fuego al mínimo para que no se nos quemen las semillas, y agitando sin parar de mover con una cuchara de madera. Cuando veamos que empiezan a saltar estarán listas.
  3.  En la misma sartén tostar la sal durante unos 2 minutos
  4.  Colocamos ambos ingredientes en un suribachi, el mortero japonés, o en el caso de no disponer de él, en un molinillo, añadiendo las proporciones que hayamos elegido, en esta receta 7 cucharadas de sésamo tostado y la cucharadita de sal, moliendo y dando vueltas mientas oiremos como se rompen las semillas y se desprende un suave e intenso aroma.
comprar gomasio

Es recomendable conservar el gomasio en un tarro de cristal. No cerrar el tarro mientras el Gomasio está en caliente, dejándolo enfriar antes de cerrarlo, y almacenándolo en un lugar fresco y seco.

Receta de Gomasio sin sal

De igual manera, y aunque no sea la receta original, se puede preparar el gomasio sin sal sustituyendo la sal por alga wakame tostada durante unos 10 minutos a fuego muy bajo.

La proporción sería 20 gr de alga por 2 tazas de sésamo tostado.