Las palomitas de maíz son nuestro fiel acompañante en nuestras tardes de cine, ocio o cualquier otra diversión. Siempre han estado relacionas con ser un alimento poco saludable y repletos de grasas y sales que podían ser perjudiciales para nuestra salud. ¿Pero sabias que realmente aportan grandes beneficios a nuestra salud?

El maíz para palomitas es una grano entero, con lo cual al no estar refinado, mantiene entero su salvado, lo que hace que contenga toda su la fibra, aparte de sus vitaminas y minerales.  El tipo de fibra de poseen las palomitas de maíz, aparte de ayudarnos a mejorar el tránsito intestinal, permite reducir el exceso de colesterol en la venas y arterias, lo cual hace que disminuyan las posibilidades de padecer alguna enfermedad coronaria, además de regular el azúcar y la insulina.

Las palomitas de maíz son un buen aliado para ayudarnos a bajar de peso, no solo por toda la fibra que poseen, que hace que rápidamente te sientes lleno y saciado, sino por la pocas calorías que contienen, unas 5 veces menos que unas patatas fritas.

palomitas de maiz

Y sin duda, la propiedad que puede sorprendernos más, es su valor como antioxidante ya que poseen polifenoles, un poderoso antioxidante para nuestro cuerpo, en mayor concentración que en algunas frutas o vegetales, pero queremos dejar bien claro, que las palomitas no pueden ser sustituto de estos.

¿Pero, y los qué dicen que las palomitas de maíz son perjudiciales?

Lo perjudicial de las palomitas de maíz no es el grano en si, sino la manera en la que las hacemos, fritas con mucho aceite o con mantequilla, si del puesto del cine o preparadas ya para calentar en el microondas, estos son los factores que hacen que las palomitas de maíz puedan pasar de ser un aperitivo saludable, a una bola blanca llena de grasas y sales.

¿Lo ideal para comer una palomitas sanas y saludables?

Un buen paquete de palomitas de maíz ecológicas, ya sabéis que el maíz es uno de los cereales que más les han gustado a empresas como Monsanto para poder difundir sus transgénicos por todo el mundo, así que comprando palomitas ecológicas, nos aseguramos que no han sido modificadas y que conservan todos sus nutrientes naturales, una sartén calentita y ha esperar a que exploten como lo hacíamos en la infancia. Los únicos ingredientes restantes son una buena película y una mejor compañía. No dejes que nada como azúcares, sales o colores estropeen ese momento y disfruta de unas ricas palomitas de maíz saludables.