Todos hemos oído muchas veces el término hipertensión, y que no es nada saludable. Así que en este post vamos a conocer un poco más sobre ella y sobre cómo poderla evitar.

La hipertensión es la elevación de la tensión arterial de una manera continuada, una enfermedad muy silenciosa que puede causarnos graves daños en órganos importantes en los riñones o el corazón,

¿Y qué entendemos como tensión arterial?

La tensión arterial es la presión que necesita ejercer el corazón para poder distribuir la sangre a todos los órganos de nuestro cuerpo.

como tomar la tension

Cuando nos toman la tensión tienen como referencia dos números

  1. La sistólica o máxima, que se da cuando el corazón se contrae.
  2. La diastólica o mínima, que se da cuando el corazón se relaja.

Los valores de una persona normalmente oscilan entre los 120-80 miligramos de mercurio, lo que conocemos como 12-8, y los de una persona con hipertensión sobrepasa de 14-9.
Hay que saber que más de un 35% de la población española tiene la tensión arterial alta, y si nos centramos en las personas de más de 60 años, vemos que es casi un 70% la que la padece.

¿Y no puedo hacer nada para remediarlo?

¡Claro que sí! Tan solo tienes que introducir hábitos saludables en tu vida.

Si padeces sobrepeso, estrés, bebes alcohol, fumas o no haces ejercicio tienes más probabilidades de padecerla.

El consumo de sal de mesa refinada es un factor importante a la hora de padecer hipertensión, lo primero que debes de hacer es reducir el consumo de sal además de sustituir la sal refinada por Sal Marina o Sal del Himalaya, mucho más saludables que la sal refinada de uso comercial.

Así que lo que mejor podemos hacer es cuidarnos, dejar de fumar, empezar a hacer ejercicio, controlar tu estrés y sobretodo llevar una buena alimentación.

Una alimentación rica en verduras, frutas, legumbres y cereales integrales, y apartándose de comidas con grasas saturadas y sobretodo de la sal de mesa refinada.

Este tipo de sal contiene más de un 40% de sodio, mineral que está muy relacionado con la hipertensión, y que en España un 80% de la población lo consume en exceso según las recomendaciones de diferentes organismos mundiales.

Más recomendaciones:

  • Consume diariamente frutas y verduras
  • Evita encurtidos que estén conservados con sal
  • Evita las bebidas gaseosas
  • Olvídate del café
  • Ojo con los frutos secos, no te excedas
  • Nada de comida precocinada

Es muy importante cuidarnos la tensión, ya que es una enfermedad que no tiene síntomas y cuyas consecuencias pueden ser muy graves.
Así que si ya padeces de hipertensión, acude a tú médico y un nutricionista para que te aconsejen a equilibrar tu peso y mejorar tu salud.

Y recuerda, con una alimentación adecuada siempre mejorarás tu salud.