¿Cuántos tipos de sal conoces?

Queremos que conozcas distintos tipos de sal que puedes encontrar en nuestra tienda online, porque no todas las sales son iguales. Así que vamos a conocer un poco más sobre este conocido condimento.

La sal es utilizada desde hace siglos gracias a su poder de salvaguardar los alimentos de muchos microorganismos, así poderlos conservar durante más tiempo. Actualmente no son muchos los alimentos que se salan para su conserva, con o que para lo que más la utilizamos es para añadirla a nuestros platos.

Un condimento que últimamente está relacionado con muchos problemas de salud, como hipertensión, problemas de riñones o retención de líquidos. Y esto es debido a los abusos que hemos hecho de ella, sobre todo de la sal de mesa o sal refinada, durante el paso de los años.

Y es que la sal, aunque puede ser un problema para nuestra salud, también es vital para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, pero tenemos que aprender a que tiene que ser en pequeñas dosis, además de escoger una sal adecuada.

El problema de la sal de mesa común, es que fundamentalmente es cloruro sódico extraído mediante procesos industriales, haciendo que los minerales que nos aportan no sean extraídos de la propia naturaleza, sino de un laboratorio.

La sal nos controla y regula la cantidad de agua en nuestro cuerpo, y es una importante fuente de sodio, pero hay que tener cuidado porque un exceso de este mineral puede hacer que nuestro cuerpo orine más calcio de lo normal. ¡ Así que ojito con la sal y dejando la sal de mesa!

Algunos Tipos de Sal

Sal de Guérande

Sal cultivada en las islas británicas, concretamente en Guérande. Un tipo de sal marina natural, secada al sol , rica en oligoelementos y minerales.
La sal de Guérande tiene un color gris claro causado por la arcilla que hay en el fondo de las salinas. Una sal sin refinar, sin aditivos, con la calificación «Nature et Progrès», indicando que es recolectada bajo medios completamente naturales con procedimientos orgánicos, como lo hacian tradicionalmente los celtas.

Sal marina

La sal marina es resultante de la evaporación del agua del mar, con lo que contiene todos los minerales y oligoelementos que podemos encontrar en la naturaleza del mar. Sobre todo no confundir la sal marina con la sal de mesa o sal refinada, esa sal que tanto daño ha hecho a tantas personas.

Sal del Himalaya

La sal del Himalaya es un tipo de sal que tiene más de 250 millones de años, siendo un legado del mar primitivo, es la sal más pura que existe en la tierra, al no estar contaminada con ningun tóxico.
Con un color rosado característico, la sal del Himalaya contiene los 84 minerales interconectados harmoniosamente, restaurando el equilibrio de nuestro organismo y teniendo un efecto energético y vitalizante.
También puedes encontrar lámparas de sal del Himalaya, muy beneficiosas también para todos, si quieres más información sobre ellas, clicka en el enlace anterior donde ya hablamos de ellas.

Sal del Himalaya

Sal de Hawai

Puedes encontrar varios tipos de sal de Hawai, entre ellas.
Por un lado Sal negra de Hawai, una sal compuesta por sal marina y carbón vegetal activo, carbón volcánico. Un tipo de sal, junto con la sal roja, muy utilizada por grandes chefs ya que su combinación con otros colores es muy llamativa.
Y por otro lado Sal roja de Hawai, compuesta por sal marina y arcilla volcánica Alaea «sagrada» de Hawai, a la que el óxido de hierro de esta arcilla de Alaea de la ese color.

tipos de sal
Sal negra de Hawai

Flor de sal

La flor de sal es la sal marina en forma pura, es una delgada capa de ligeros cristales de sal que se forman en la superficie de las salinas. Su producción es escasa, y su recolección es totalmente manual y de manera tradicional. Un tipo de sal que es baja en cloruro de sódico y sodio, y no produce retención de líquidos al ser hipotónica.

Gomasio

El gomasio o sal de sésamo es un producto típico en la cocina japonesa, y es una mezcla de sésamo y sal marina. Gracias al sésamo nos aporta proteínas, ácidos granos, fibra, calcio, vitaminas, minerales y otros oligoelementos, beneficiándonos en que aparte de sazonar, nutrimos los platos también, siendo un condimento remineralizante, energético y antioxidante.

Ya sabes, estos tipos de sal ,¿Conoces alguno más?